¿Por qué las fresas son de color rojo?

por que las fresas son de color rojo

De las distintas frutas que existen, unas de las que se pueden encontrar durante todo el año son las fresas, por lo que puedes disfrutarla cuando lo desees, bien sea en un batido, como zumo, en algún postre, o solas.

Pese a que puede parecer que sabemos todo sobre las fresas, que son unas frutas de color rojo muy delicioso, realmente no nos detenemos a pensar el porqué de su color, si realmente es como hemos pensado durante años, porque de haber sido así ya tendríamos la respuesta correcta.

Con la explicación anterior, seguro ya se despertó la curiosidad en ti sobre este tema, así que te explicaremos en este post por qué las fresas son de color rojo, todo lo que influye en el color de esta fruta tan deliciosa, y que es la favorita de millones de personas en el mundo.

Gracias al contenido de este artículo tendrás un conocimiento mayor sobre las fresas como fruta, así que no dejes de leer cada uno de los apartados que conseguirás líneas abajo, ya que son muy interesantes y están llenos de información que seguro desconocías.

¿Realmente son rojas las fresas?

Al leer la pregunta, muchas personas podrían pensar que su respuesta es simple y directa, pero lo cierto es que no es así, ya que aunque las fresas son descritas a menudo como de color rojo al estar maduras, en realidad no todas son de ese color, o de la misma tonalidad.

En el mundo se cultivan distintas variedades de fresas, por lo que no siempre estos dan frutos de color rojo oscuro cuando están maduros, algunos son de color rojo rosado, hay otros frutos más brillantes o más rosados, e incluso hay fresas que son blancas.

Como la mayoría de las frutas, las fresas comienzan siendo de color verde pálido, y poco a poco van madurando hasta que comienzan a cambiar de color, lo cual se va dando por pigmentos específicos determinados genéticamente, y que se van acumulando en toda la fruta.

Los pigmentos mencionados son los que en última instancia terminan dándole a la fresa su color rojo intenso, o el rojo rosa, según sea el caso.

Como antocianinas son conocidos los pigmentos presentes en las fresas, los cuales son sensibles al pH, y que pueden aparecer rojo-rosa en los ambientes ácidos, mientras que en los ambientes neutros lo hace de color púrpura.

Estos pigmentos orgánicos son antioxidantes y saludables, y no solo están presentes en estas frutas, también se les consigue en otras plantas comestibles y no comestibles, dándoles a cada una de ellas un color característico, que además del rojo y del rojo-rosa puede ser rojo-naranja hasta azul, negro, violeta y morado.

Pero sí, la mayoría de las antocianinas presentes en las fresas son de color rojo y rosa, por lo que al madurar por completo se terminan convirtiendo en rojas, y es por ello que siempre asociamos ese color con las mismas.

¿Las fresas de color rojo son mejores que las blancas?

Entendemos que hayas quedado sorprendido con la información explicada en el apartado anterior, y ahora que sabes de la existencia de fresas que no son solo de color rojo, seguro te ha llamado más la atención las que son de color blanco, lo cual puede ser un poco extraño visualmente, y hasta puede causar incertidumbre en quienes tengan la oportunidad de probarlas.

Lo primero que debes saber es que las fresas blancas se diferencian de las rojas, además de su color, por el sabor que poseen, ya que no es el tradicional al que estamos acostumbrados, más bien es similar al de otra fruta, al de la piña, y es por eso que en muchos lugares del mundo es conocida como pineberry, combinación de ambas frutas en el idioma inglés.

Pero más allá de que su color y sabor sea diferente al de las fresas rojas tradicionales, esta creación de la naturaleza es igualmente saludable para todos, tiene propiedades muy similares a las rojas que se consumen comúnmente, aportando a nuestro organismo grandes cantidades de vitamina A y C, beneficiando al sistema inmunitario y al funcionamiento de la vista, entre otros.

También es importante mencionar que las fresas blancas cuentan con una gran cantidad de fibra que ayuda a prevenir la absorción de grasa en el proceso digestivo, evitando así que quienes la consuman sufran de obesidad, además de que mantiene un buen equilibrio del colesterol presente en el cuerpo.

Y por si fuera poco, las fresas blancas también son consideradas como grandes antioxidantes, ya que estas se encargan de mantener en buen estado las células del organismo, evitando además que los signos de la edad aparezcan con prontitud.

¿Sigo consumiendo fresas rojas o puedo comer cualquiera?

Aunque las fresas en general poseen propiedades similares, sean rojas, blancas o de otro color, lo cierto es que mayormente conseguirás las tradicionales, las rojas, ya que las otras no se dan en todas las regiones, y en el caso particular de las blancas llegan a ser muy costosas, por lo que si quieres disfrutar de ellas tendrás que pagar un alto coste por las mismas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.